Portada

CLÍNICA DE RODILLA

DESGASTE DE LAS RODILLAS
Generalmente después de los 40 o 50 años, empezamos a tener dolor en las articulaciones, como las rodillas o en las caderas y si le agregamos que tenemos sobrepeso u obesidad y somos sedentarios, esto incrementa el dolor.
La literatura científica reporta que hoy en día se ha incrementado la esperanza de vida, es decir que ahora vivimos más tiempo, pero esto también aumentan las enfermedades degenerativas como la diabetes, la presión alta, la artritis reumatoide y la degeneración de las articulaciones ( rodillas, caderas).
En las rodillas se empieza por tener dolor que es soportable por años, se incrementa al subir o bajar escaleras o al levantarse de la posición de sentado.
Cuando avanza el dolor, es intenso e impide caminar a la persona, ya no se quita con medicamentos e incluso duele en reposo o durante el sueño lo que no permite descansar adecuadamente y se empieza a deformar la rodilla afectada.

Existen diversas maneras de tratar el desgaste de las rodillas, desde los medicamentos para el dolor, para desinflamar, la homeopatía, la acupuntura, las infiltraciones, la viscosuplementación, la artroscopia y por último las prótesis de rodilla.
 
PERO QUE PASA CUANDO LOS
MEDICAMENTOS NO QUITAN EL DOLOR…?
 
CUANDO LA HOMEOPATÍA Y LA
ACUPUNTURA NO HAN DADO
RESULTADO…?
 
LAS INFILTRACIONES NO HACE QUE
DISMINUYA EL DOLOR…?
 
 
Y LA ARTROSCOPÍA Y LAS PRÓTESIS
SE CONSIDERAN PARA CASOS DE
DESGASTE AVANZADOS Y SON DE
COSTO ELEVADO……QUÉ OTRA
ALTERNATIVA EXISTE…?

La viscosuplementación es una alternativa científica muy eficaz y alarga la vida de las rodillas.
Consiste en aplicar por medio de una aguja dirigida a la articulación de la rodilla un medicamento que funciona como un lubricante que impide el roce de los huesos.


Congreso Nacional de Ortopedia, Acapulco Guerrero, Marzo 2017

INCIDENCIA DE INFECCIONES PERIPROTÉSICAS DE CADERA Y RODILLA 2014-2016

Efecto positivo del plasma rico en plaquetas sobre el dolor en la fascitis plantar: un ensayo controlado aleatorio multicéntrico doble ciego.

Cuando el tratamiento no quirúrgico para la fascitis plantar crónica falla, a menudo se administra una inyección de corticosteroides. La inyección de corticosteroides reduce temporalmente el dolor pero no cura. El plasma rico en plaquetas (PRP) ha demostrado ser una opción terapéutica segura en el tratamiento de lesiones de tendones, músculos, huesos y cartílagos. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31603721 …

Leer más

Ir al contenido